Seleccionar página

En realidad, no tiene que hacerlo todo usted solo. Los dueños de negocios a menudo se ven agobiados por la expectativa (poco realista) de lograr todo. Su trabajo es dirigir el negocio. Inevitablemente, llegará a un punto en el crecimiento de su negocio en el que se dará cuenta que necesita un asistente y deberá aprender a delegar tareas a las que no contribuya directamente o bien en las que se necesita ayuda de un experto.

¿Necesita un asistente?

Una de las formas de aliviar su carga y liberar tiempo es contratar a un asistente. Lo mejor de contratar a un asistente es que puede hacer todo lo posible o contratar a alguien para que se encargue de determinadas tareas. Cualesquiera que sean las necesidades de su negocio, aquí hay algunas opciones para ayudar a aligerar su carga:

Contratar un asistente ejecutivo

Si está dirigiendo un negocio exitoso y establecido que está creciendo rápidamente, podría considerar la posibilidad de incorporar un asistente ejecutivo. Esta persona es alguien que usted trae no solo para ayudarlo con las tareas, sino también para ayudarlo a administrar su negocio. Ellos comprenden su visión y pueden, y están capacitados, para tomar decisiones en su nombre. Las prioridades de los asistentes son iguales a las del negocio.

Algunas de las principales tareas de los asistentes ejecutivos son las siguientes:

  • Preparar correspondencia ejecutiva
  • Hacer arreglos de viaje
  • Planificar y ejecutar eventos complejos
  • Gestión de proyectos
  • Gestión de equipos y personal

Equilibrar la carga y presupuesto con un asistente administrativo

Las empresas que aún están creciendo y pueden no tener la necesidad o el presupuesto de un asistente ejecutivo deben considerar la contratación de un asistente administrativo. Los asistentes administrativos ayudan más con las tareas diarias más que con las operaciones comerciales generales. Como su nombre lo indica, se aprovechan mejor para funciones administrativas como:

  • Entrada de datos
  • Investigación
  • Planificación
  • Gestión de teléfono y bandeja de entrada

Comenzar con un recepcionista virtual

Si no está listo para comprometerse con un asistente completo, aún puede obtener muchos de los beneficios que un asistente puede ofrecer al contratar a un recepcionista virtual. 

Las principales actividades de un recepcionista virtual son:

  • Responder y transferir llamadas
  • Toma de mensajes
  • Retransmitir y recopilar información en su nombre
  • Realizar llamadas salientes
  • Responder preguntas frecuentes
  • Programar citas

Por una fracción del costo de un asistente virtual o en persona, una recepcionista virtual puede tener un impacto real en su día asumiendo muchas de las funciones de oficina de una recepcionista tradicional. 

Comentarios

¡Te Llamamos o Whatsapp!

Recibe más información en un clic.

¡Listo! te contactaremos en menos de 24hs.

Share This