Seleccionar página

Muchas veces tal vez le han preguntado a qué se dedica, qué lo hace un emprendedor. Tal vez algunas veces solo son amigos, pero en otras situaciones más cruciales, puede que se trate de conseguir inversores y deba tener un plan más concreto. A estas preguntas, de responder qué hacer en su negocio o como emprendedor, se le conoce como elevator pitch.

Qué es el elevator pitch

Un elevator pitch es un discurso breve y persuasivo que crea interés en un tema específico. Puede utilizar este tipo de discurso para reforzar el interés en usted mismo, una idea o un proyecto. Sin embargo, dado el nombre, los elevator pitches deben ser concisos. De hecho, debería poder realizar uno en un corto trayecto en ascensor, entre 20 y 30 segundos. Nunca se sabe cuándo puede encontrar a un inversor potencial.

¿Cómo debería iniciar la conversación? ¿Cómo presentar mejor sus ideas? Un elevator pitch puede ayudarlo a prepararse para momentos de oportunidad esperados e inesperados. 

El elevator pitch es una de las primeras cosas que muchas personas aprenden cuando se dedican a las ventas.

Cómo crear un elevator pitch

Al crear uno, de antemano, se da tiempo para practicar y perfeccionar su discurso. En última instancia, cuando pueda ofrecer de manera breve lo que hace que su producto o servicio sea especial o por qué es un candidato destacado, los demás lo percibirán con confianza. Ya sea que se encuentre con algún director ejecutivo o con un posible inversor en un evento de networking, podrá ofrecer con confianza un discurso eficaz.

A continuación se muestran los pasos generales a considerar al desarrollar su propio elevator pitch.

Investigue

Antes de comenzar a crear un elevator pitch o un argumento de venta, investigue lo que planea compartir. Si tienen alguna pregunta, debería poder responderla. Además, conocer su tema será evidente cuando comience la conversación, lo que agregará un nivel de legitimidad a su discurso.

Comprenda a su audiencia

El lanzamiento perfecto es posible cuando ha investigado el mercado y su audiencia. Comprender las necesidades únicas de su audiencia lo ayudará a enfocarse en ellas en su presentación. Por ejemplo si se está acercando al propietario de un negocio en una feria profesional o quizás a un jefe potencial en una entrevista de trabajo, su enfoque debe ajustarse para que pueda dar la primera impresión perfecta.

Defina puntos clave

Definir el objetivo de su conversación de antemano debería ayudarlo a diseñar su discurso en torno a ese objetivo. Si está promocionando un producto o servicio, puede definir y destacar los puntos clave. ¿Qué hace tan valioso su producto o servicio?

También es posible que desee abordar las posibles debilidades. ¿Cómo abordaría su empresa o idea esos posibles obstáculos? ¿Qué ideas tienes para afrontar el riesgo?

Responda la pregunta: ¿Quién es usted?

En su forma más básica, los buenos elevator pitches responden  la pregunta ¿Quién es usted? Al escribir su propuesta, querrá incluir su nombre, cargo, información de contacto, el nombre de su empresa o idea, su mercado, lo que hace que usted / su idea / su organización sea valiosa y una clara llamada a la acción.

Debe intentar incluir lo que hace que usted, su idea o su empresa sean únicos en la menor cantidad de palabras posible. Aunque lo que diga debe ser claro y conciso, debe presentarse de una manera memorable. Por ejemplo, considere agregar estadísticas interesantes sobre su organización, producto, servicio o usted mismo, u ofrezca una propuesta de venta única (PVU). Esencialmente, ¿qué hace que su idea se destaque de sus competidores actuales?

Haga preguntas

Puede plantear una pregunta abierta que ayudará a su audiencia a participar en la conversación. Hacer una pregunta abierta no solo puede ayudar a mantener a la persona comprometida y crear una impresión más duradera, sino que también puede conducir a una conversación más larga en el futuro.

¿No está seguro de qué preguntar? Manténgalo simple y demuestre que no solo tiene buenas habilidades de comunicación, sino también sólidas habilidades para escuchar.

Practique

Una vez que tenga una descripción general de lo que quiere decir, puede convertirlo en un discurso. Durante este paso, debe tener en cuenta la cantidad de tiempo que está usando. Además, no se sorprenda si pasa por varias versiones antes de decidirse por las palabras adecuadas.

Continúe practicando su discurso, cuando llegue el momento, esté listo. Ya sea que vuelva a reunirse con algún director ejecutivo en el ascensor o tenga una presentación programada para un empleador potencial, estará listo para cumplir. Sin embargo, aunque haya practicado, su tono no debería sonar ensayado. Trate de que suene lo más natural y conversacional posible.

Comentarios
Escríbenos

¡Te Llamamos o Whatsapp!

Recibe más información en un clic.

¡Listo! te contactaremos en menos de 24hs.

Share This